Serafín Castro duda al responder cómo llegaron las fotografías de los huesos al profesor Etxeberría