Cinco jóvenes ayudaron a socorrer a las víctimas en la tragedia de la casa rural de Burgos