Un correo interno de la directora de Madrid Espacios y Congresos confirma el trato de favor a Flores