Bretón, a su hermana Catalina: "Qué pena tener que enterrarlos, con lo bonitos que son"