El dueño del hotel rural del Burgos asegura que el recinto cumplía con todos los requisitos de seguridad