"El monstruo lo hizo muy bien porque era muy sociable y no dejaba de mostrar cosas"