Los expertos creen que los elementos pirotécnicos no provocaran la avalancha