La Guardia Civil, más cerca del asesino de Eva Blanco