Hora y media después de la tragedia del Madrid Arena, la policía no sabía lo ocurrido