El informe policial asegura que el aforo está sobradamente sobrepasado