Inocencia se prendió fuego en una sucursal bancaria