La policía considera inquietante que en la cinta americana haya aparecido ADN del hijo de José Bretón