Itsvan y Alexandre, los amigos de Morate