Jonathan Vázquez, más tranquilo y en el módulo de desintoxicación