José Bretón aseguraba en su denuncia que estaba a 25 metros de los niños cuando los perdió de vista