El juez ha solicitado la incautación del teléfono de Bretón para situarle los días previos a la desaparición