El juez ha prohibido que la primera perito revise los huesos una vez más