La jueza instructora califica de homicidio la muerte de la peregrina americana