Bretón presentaba una temperatura más alta que los policías durante el registro