La confesión de Morate a los agentes que le trasladaron a Cuenca, en exclusiva