La policía no dejará de buscar a Ruth y José aunque se celebre el juicio