Las profesoras del Valdeluz han reconocido que sabían lo que ocurría