Loreto, la única hija de Isabel Carrasco, llega a la capilla ardiente