La madre de Lorena decía que se comportaba de forma huraña