La familia de Ruth se manifiesta de forma silenciosa en casa de Catalina Bretón