María: "Por lo que se ve hasta en el café le echaban las gotas"