El posicionamiento de los móviles, fundamental para la reconstrucción