Los forenses niegan que Carcaño padezca algún trastorno psicopatológico