Los peritos presentan las pruebas genéticas