El Cuco, doce meses más de libertad vigilada