La sentencia deja varias incógnitas en el caso Marta del Castillo