El menor de cinco años apuñalado por su padre sigue estable y no se teme por su vida