El menor que ha asesinado a un profesor en Barcelona ha dicho que escuchaba voces y que quería acabar con ellas