Un padre mata a su hijo, lo mete en el coche, lo prende fuego y se empotra contra una rotonda