La familia de Ashya defienden el derecho de los padres a decidir el tratamiento de su hijo