Dos pescadores encuentran el cuerpo de María Isabel