La policía ha encontrado en el gimnasio del monje shaolín restos humanos quemados