La policía hace un estudio 3D para evitar hacer una reconstrucción in situ con las menores