La policía judicial sigue visionando las cintas de seguridad para averiguar los sucedido en el Madrid Arena