La policía no cree que Morate trasladara a las víctimas en el coche en el que huyó