Un portero del Madrid Arena asegura que les pidieron que no rompieran las entradas y se las devolvieran a los organizadores