Las primeras hipótesis apuntan al lanzamiento de una vengala como detonante de la tragedia