Ruth Ortiz envía a Bretón una carta de seis folios en la que le pide que diga dónde están los niños