Segarra huyó de España porque era un testaferro en una trama de estafa a ancianos