Si los niños no están en Las Quemadillas pudieron llegar al parque, según el abogado de Bretón