Sobreviven tras caer con el coche por un precipicio de 70 metros