Un testigo vio a dos personas empujando la silla de ruedas