Según un agente de policía, hay un problema económico que está poniendo en riesgo a los ciudadanos de Madrid