Varias personas han sido atendidas por crisis de ansiedad, inhalación de humos y quemaduras