La surrealista entrevista a un 'no mantero' en Barcelona